Sin ningún proyecto de gira para los Kills, de momento, James Hince y su esposa Kate Moss disfrutan a lo grande en el caribe.