JAMES BROWN QUERIA ACTUAR EL DIA QUE MORIA se quejó a su manager personal Charles Bobbit que estaba loco si quería anularle su actuación , un  domingo en Nueva Jersey ,que él era el “hombre más fuerte del show-business”.
Pero lo cierto ,una vez ingresado en el Emory Crawford Long Hospital de Atlanta, la pruebas le detectaron una fuerte neumonía. Pocas horas después moría  al fallarle el corazón.
James Brown estaba enfermo desde hacía  varias semanas, justo después de haber realizado su gira por Inglaterra en el mes de noviembre. pero a su manager le decía que aguantaría.
El sábado, a la una y media de la tarde, tenía cita con su viejo dentista, Terry Reynolds. Era a la única cita médica que Brown quería concurrir , porque necesitaba que le reemplazara sus dientes que ya llevaba durante 25 años y los nuevos dientes “los necesitaba para actuar”.
Pero Reynolds le vió con fiebre y fuertes dolores en el pecho y le metió en el hospital corriendo. La salud de Brown ya nunca era tan fuerte desde que le operaron de cancer de prostata hacía un par de años.

JAMES BROWN QUERIA ACTUAR EL DIA QUE MORIA

Cuando murió, a su lado tan sólo estaba su manager Bobbit, ya que su  cuarta mujer mujer , Tomie Rae Hynie, una de sus coristas y madre de su último hijo James III de cinco años, se encontraba lejos de la ciudad , en Augusta.

Brown tenía otros tres hijos. El funeral sfue en el Funeral Home de Augusta , no muy lejos de Beech Island,donde vivía ,en la frontera con el estado de Georgia. Habíamos perdido al rey del funky. Tenía 73 años.