See the source image

Tras la trágica muerte de Keith Flint están surgiendo numerosos testimonios sobre su persona, la mayoría de ellos buenos. Muchos hablan de su generosidad con los demás, sobre todo con los menos favorecidos y los discapacitados.

Pero el cantante de The Prodigy también sabía ser generoso con sus copañeros de profesión, y ha sido James Blunt quién le ha rendido homenaje recordando el buen trato que le solicitó en unos premios de la revista Q. Blunt ha dicho en un mensaje en Twitter que se sintió conmovido por la amabilidad de Flint en aquella ceremonia de entrega de los premios.

«En los Premios Q hace años, cuando Noel Gallagher decía que se iba de Ibiza porque me mudé allí, y Damon Albarn se negó a estar en la misma fotografía que yo, y Paul Weller estaba diciendo que prefería comerse su propia mierda antes que trabajar conmigo, Keith Flint se acercó, me dio un abrazo y dijo que estaba muy emocionado por mi éxito».

See the source image

Y ha añadido:

«Keith, solo te conocí una vez, pero derramé una lágrima por la noticia de tu muerte. En nuestro negocio no hay premios por ser amable, pero si los hubiera ese Grammy sería tuyo».

Blunt venía de tener un éxito apabullante con su LP debut «Back To Bedlam» (2004) y con el single «You’re Beautiful«, y tan sólo se apiadó de él Flint. Todos los demás le trataron como a un perro.

También han surgido un vídeo en el que se le puede ver abrazando en 2016 a los paralíticos presentes en un concierto de The Prodigy. Para muchos, ese era el Keith Flint real.