El músico de Notthingham ha pasado en 5 años de ser una joven promesa con un aclamado álbum de debut en el bolsillo a no llegar a cuajar del todo con sus dos LPs posteriores. Gustó más en sus inicios en clave folk, que guitarra eléctrica en ristre, quizá fue un cambio demasiado abrupto. Ahora anuncia el lanzamiento para el 1 de septiembre de su cuarto álbum, “Hearts that Strain” el disco que debería consolidarlo definitivamente.

David Ferguson, ganador de un premio Grammy, ha producido un disco en el que también han colaborado Matt Sweeney y Rick Rubin, ya presente en “Shangri La”, segundo trabajo de Bugg.

El disco se grabó en Nashville en solo 3 semanas e incluye 11 cortes, ocho de los cuales los ha compuesto por entero y los otros tres con la ayuda de , Matt Sweeney y Ferguson. Es un álbum de sonido más relajado que en entregas anteriores como muestra el vídeo (abajo) de “How Soon The Dawn”, un bonito número que lo sitúa en una órbita cercana al folk pop de los setenta.

Una de las cosas que ha pretendido Jake Bugg en este nuevo disco es precisamente crear un trabajo que sea escuchado al completo, como álbum, no como canciones sueltas.

Jake ha contado en esta ocasión con la colaboración de músicos como Dan Auerbach (The Black Keys) y los legendarios Bobby Wood y Gene Chrisman, músicos que tocaron en ultraclásicos de la talla de “Suspicious Minds” e “In The Guetto “de Elvis Presley y en el álbum “Dusty In Memphis” de Dusty Springfield, entre muchísimos otros importantes trabajos como músicos de sesión.

El álbum también incluye en “Waiting” un dueto con Noah Cyrus, hija de Billy Ray Cyrus y hermana de Miley.