Increíble presentación en el Koko de Londres

Los críticos, los poco creyentes y hasta los escépticos quedaron rendidos con , en su presentación en el club Koko en Camden.

Todos sabíamos que habíamos quedado sorprendidos y rendidos ante la categoría y la calidad de su “opera prima”, del primer album, que a la primera semana fue el disco más vendido en el Reino Unido y todavía es uno de los más vendidos.

Pero, amigo, una cosa es un disco, con cinco productores totalmente revolucionados por la “mina de oro” y otra cosa es el directo, sin trampa ni cartón.

Pues, bien Jake Bugg, de 19 años, con la sóla asistencia de un bajo y una batería y sin otro acompañamiento más que su guitarra, hizo un concierto modélico, impresionante, perfecto de ejecución.

Sin desafinar, con una voz extraordinaria, lo de menos es que este sea el nuevo Bob Dylan. Para mí, es el nuevo Jake Bugg y que no ha salido de ningún retrete de los realities de basura de Factor X y compañía.

Su compañía en nuestro país, hace el lanzamiento de Jake Bugg  el 27 de noviembre con la edición de CD y vinilo. Es algo más que recomendable.