En plena fiebre promocional de para que Exile on Main Street, cuarenta años después, se convierta en un gran éxito mundial, le ha llevado a corroborar una sentencia que deja muertos a los nuevos artistas, pero lleva razón.

En una desclaraciones en Canada acaba de decir que los nuevos artistas se olviden de ganar dinero con ventas provenientes de sus disco o de royalties. Para el cantante de los Stones eso se ha muerto completamente.

Que el magnífico buen periodo llegó en los años setenta, en los ochenta y en los noventa y poco más. Se acabó.

Para Jagger, las compañías están más pendientes del negocio de las actuaciones de sus artistas. No les pagan ni les van a pagar a sus artistas por vender discos en digital o físicamente, sino por sus actuaciones. Que varias compañías han iniciado ese procedimiento.

Bueno, es algo así como yo ya me he hinchado, ahora lo llevais crudo. Así es él. Jagger siempre estuvo obsesionado con el dinero. Durante una entrevista en Nueva York, incluso al firmarme un autógrafo importante para Jordi Tradá, me llegó a decir “esto vale muchas pesetas”.

Lo peor es que lleva razón. Para Live Nation está claro y empezó a firmar a Madonna, a Jay Z, el próximo es , con la crisis de EMI.

Abajo, el “nuevo” tema ‘Plundered my soul', de “Exile on Main Street”.
[ad#adsense-468×60]