Por fín, un vídeo digno, de una excelente canción del segundo álbum de Dead Weather, con Alison Moshart en plan estrella.