Es increiblemente positivo que el mundo de la música en el Reino Unido renueve esfuerzos para salvar la existencia de Radio 6, la mejor radio alternativa y vanguardista de la radiofusión europea.

Llegada a esta época, con el mes de junio pisandonos los talones, la rapiña del voraz Michael Eavis, propietario del festival de Glanstobury aparece sólicito para llenar sus arcas y asegurar el lleno de los tres días de barro y frío.

Aprovecha cualquier tema. Y lo que me ha llamado más  la atención es de como habla del próximo para darse autobombo y asegurar que actuarán . Vaya mentecato de rapiña.

Lo dice una persona que sufrió más de cuatro festivales de este tipo y que pudo comprobar por uno mismo que a mister Eavis le importa una mierda la gente, como no sea como cajeros ambulantes para hacerse multimillonario como se ha hecho.

Este año no tiene tan seguro los llenos. Se salva por Muse, porque , en plan a la baja, no hubieran actuado en el festival, si no estuvieran como están. Pero ya me dirán lo que pinta Stevie Wonder. En fín, cualquier excusa para llenar las suculentas cuentas corrientes de mister Eavis, que era lechero y le ha sacado un partido enorme a la granja, por reivindicar un espíritu de Festivales musicales, tan mediatizados en esta sociedad actual.

[ad#adsense-250×250]El próximo mes de agosto se cumplen los 40 años del festival de la isla de Wight, un año después del gran Woodstock. ¡Que poco tiene que ver aquellos festivales que salían de una ilusión por la libertad y para la música y no los actuales que se convierten en Ferias , con embaucados útiles que pagan!. Una pena.

Abajo, la ignominia de Glastonbury.