Si hay algo que me rechina es el típico tipo que rebaja la catadura social o artística de su profesión y habla de ella despectivamente.

Por ejemplo, los intelectuales literarios cuando hablan de fútbol. Más fácil: menospreciando su trabajo en la música, desvirtuandolo, rebajandalo para estar más atento a la Bienal de Venecia o, por ejemplo, haberle nombrado director de arte del Festival de Brighton.

No hay más que leer su  entrevista en The Guardian. Llega a dar entender que si se le pregunta por es como arañarle en su alma de artista total.

Llega a decir que sólo tenía 15 años, todavía estudiante de arte, cuando apareció con Roxy Music, como una aventura juvenil, como si fuera un crío para darse cuenta de la bajeza de pertenecer al grupo de Bryan Ferry.

A veces he hablado con Ferry de ese toque de Eno. Por eso, cuando hace un par de años volvieron a intentar trabajar juntos, Phil Manzanera me contó que Bryan estaba harto del “gilipollas” de Eno. Y dejaron ese álbum de resurrección. Ferry no quiere volver hablar de otros disco de Roxy Music por culpa de aquellas sesiones.

[ad#adsense-250×250]Además, si no hubiera sido por haber estado en Roxy Music jamás hubiera sido el productor de David Bowie, U2 e incluso de , a los que desprecia -estoy seguro-, aunque prefiere tomar el dinero que la vena artística.

Por estar en Roxy Music conoció a Robert Fripp -todos estaban en E.G., la misma firma de manager- y Fripp le dió a conocer a Bowie y Bowie a Daniel Lanois. Y Bono a .

Martin me contó una anecdota definitiva de la catadura moral de Eno. Jamás le perdonará como Eno, por egocentrismo le contó a un periodista de Q,como acabó siendo el productor de “Viva la Vida”. Invitado a cenar a casa de Martin, su mujer Gwyneth Paltrow, en plena cena, soltarle de sopetón: “Chris dejate de rodeos y pídele que sea tu productor”. Algo que hacen sólo las mujeres con las que vivimos. Pero el pecado, es contarlo en un medio público.

No le voy a quitar méritos, porque el éxito no lo regalan y como productor ahí están los resultados. Pero Brian Eno no es músico ni creais que le gusta tanto. Te lo dice un tío que estuvo casi veinte horas con él en un estudio. Pero esa es otra historia.

Abajo, su tema más conocido, de ‘Just Another Time'.
[ad#tradedoubler-468×60]