El llamado «clever pop» de 10 C.C. llegó tal día como hoy de 1975 a su máximo apogeo comercial con el número 1 en Gran Bretaña de la fantástica «I´m Not In Love», una canción con producción etérea, adelantada a su tiempo, y una original letra acerca de alguien que no se atreve o no quiere reconocer estar enamorado. Contiene la célebre línea «Be quiet, big boys don’t cry…».