Este es el gran tema favorito de Iggy Pop, Radioactivity de Kraftwerk, que coincide en el tiempo, cuando él vivía con Bowie en Berlín.