querían probar algunas canciones para su nuevo album y se  hicieron pasar como Les Identiks para dar un concierto ante cien personas, en el pequeño club Breakglass Studio, en donde viven, en Montreal. Una de las nuevas canciones que llamó la atención se llama ‘Crucified Again'.