El debut discográfico de este grupo de neo- danés llamado Iceage es confuso, rock con demasiada urgencia, no muy definido, incluso imperfecto, pero tiene una fuerza brutal. Se llama el álbum “New Brigade” y, al menos, lo recomiendo.

En una época en que el rock apenas se vende en la vieja y acorralada Europa es absolutamente deslumbrante que un grupo danés, que ninguno  pasan de los 20 años, puedan decirnos que ruido más poderoso podemos producir y mantener una intensidad agotadora en las doce canciones que dura el álbum.

Lo más increíble es que existe una nueva corriente en Copenhagen llamada “La nueva forma danesa de decirte que te follen”. Otro de los grupos del movimiento se llama Sexdrome. Pero también están Red Flesh y Pagan Youth.

No tiene nada que ver con un movimiento underground de la capital de Dinamarca. Es otro tipo de movimiento que no tiene como prioridad lo que alimenta las viejas sociedades escandinavas. Al final, es el espíritu del punk, siempre incorformista. La anarquía danesa.

Por eso me parece sorprendente escuchar la brutal música de Iceage, en temas como ‘Broken Bone' o ‘Never Return'. Son 25 minutos de mucha profundidad.

Abajo, en directo Iceage, con su ‘Broken Bone'.