IanWatkinsCourtPA261113

El juicio al cantante de  queda visto para sentencia con algunas novedades. El cantante se ha declarado ahora “profundamente, profundamente arrepentido” de los delitos sexuales contra niños que, en una vista el pasado mes de noviembre, él mismo admitió haber cometido. 12 en total, excluyendo el intento de violación a un bebé, del cual se declara inocente.

Uno de los problemas, que tiene muchos, demasiados, de  es que el arrepentimiento está llegando demasiado tarde. La abogada defensora de Watkins, Ms O´Neill, ha declarado que su defendido “se ha dado cuenta tardíamente de la gravedad de lo sucedido”. En fin… Como para acabar de arreglarlo.

Las dos mujeres juzgadas junto a Watkins, conocidas como Mujer A y Mujer B, también se declararon culpables de los cargos en su contra de abuso infantil. Watkins se declaró culpable exactamente de: conspirar para violar a un niño, tres cargos de asalto sexual a niños, siete cargos de tenencia, fabricación o posesión de imágenes indecentes de niños, y uno de poseer una imagen pornográfica extrema de acto sexual con un animal.

El juez Royce dijo que el caso “se ha hundido en nuevas profundidades de depravación.   Cualquier persona decente experimentará un shock, repugnancia e incredulidad.”

De acuerdo con un informe psiquiátrico, Watkins tiene la necesidad de dominar a sus parejas sexuales para probarlas. Y dice ahora dice estar profundamente arrepentido, pero resulta que han escuchado todas las conversaciones telefónicas efectuadas desde Parc Prison en Bridgend por el cantante de Losprophets y en alguna de ellas ha negado ser pedófilo y ha dicho a la otra persona que sólo se declaró culpable para evitar un juicio.

“Esto es para llorar de risa. No sé de que la gente se asusta tanto”.

Sin comentarios.

La abogada de Watkins está utilizando la estrategia de decir que su defendido formaba parte de un grupo musical muy conocido, foco de constante atención por parte de los fans, que algunos de ellos harían lo que fuese para conseguir su atención, etc… Incluso que los adolescentes filmados por Watkins teniendo sexo con él eran “participantes muy dispuestos”. También que Watkins tenía una obsesión por filmarse a si mismo en actos sexuales.

La señorita O´Neill ha pedido crédito al jurado sobre la declaración de culpabilidad de Watkins y ha dicho que los vídeos filmados han de ser valorados en el contexto de la vida de Watkins (es drogadicto desde los 30 años) y no aisladamente. Sin embargo el juez ha dicho que ella está siendo “completamente irreal” en considerar la mitigación de su culpabilidad y considera las acciones de Watkins como un “abuso sexual atroz de bebés.”

El juicio expira dejando un tufo a podredumbre, un gran mal sabor de boca.