EL HORRIPILANTE SIMON COWELL

Como suele ocurrir en muchas ocasiones, el humor sirve mejor que nada para definir a una persona. Por ejemplo, al detestable, embaucador y famoso criminal de la música, creador de otros engendros como el .