Desde hace días venimos contando en PyD el despróposito que supone celebrar el tributo a Michael Jakson mientras se celebra el juicio a Conrad Murray, su médico y asistente personal. Pues bien, este fin de semana tanto los clubes de fans como el mismísimo Michael Jackson Estate, que no organiza el evento, se han manifestado en contra de su celebración.  Y si a eso añadimos a los organizadores Global Live Events; a la parte de familia de Jackson que participa en el evento; y a la que no, Jermaine y Randy; tendremos ya a todos los protagonistas de este sainete.

35 forums de fans de Michael con MJJCommunity – el foro de internet sobre Jackson más grande- al frente, han hecho pública una declaración en la que aconsejan a los organizadores que cancelen un concierto que consideran “destinado al fracaso”.

Han protestado por la inclusión y posterior veto de Kiss en el homenaje. En su opinión, nunca debieron ser invitados por la lengua larga de Gene Simmons. Como es normal critican que el homenaje se vaya a hacer en pleno juicio de Murray, pero también les parece mal el alto precio de las entradas, el secretismo de a que fundaciones van a ir a parar los beneficios, la política al escoger los invitados… En fin, que ponen el homenaje a caer de un burro. Sin más. 

Por su parte el Michael Jackson Estate parece haberse unido a Jermaine y Randy Jackson, y ha publicado una carta abierta a los organizadores en la que deja claro que tienen a casi todo el mundo en contra. Sobre todo a la gran masa de fans del fallecido rey del pop, parte de la cual incluso ha llegado a atacar la página oficial del evento en Facebook.

Además Howard Weitzman, abogado del Michael Jackson Estate, ha amenazado con demandar a la parte de la familia Jackson que organiza el concierto por supuesta falta de ética. Sobre todo porque, en su opinión, el dinero de las entradas (entre 90 y 390 dólares por persona) no va a ir a sociedad benéfica alguna como han dado a entender, sino a los bolsillos de familia y organizadores.

“El concierto va hacia adelante aprisa” ha manifestado el organizador Paul Ring. ‘Can´t Stop Till Enough', parafraseando al propio Michael, la cosa es si se la van a pegar o no. Todo apunta a que sí.