Desde hace días venimos contando en PyD el despróposito que supone celebrar el tributo a Michael Jakson mientras se celebra el juicio a Conrad Murray, su médico y asistente personal. Pues bien, este fin de semana tanto los clubes de fans como el mismísimo Estate, que no organiza el evento, se han manifestado en contra de su celebración.  Y si a eso añadimos a los organizadores Global Live Events; a la parte de familia de Jackson que participa en el evento; y a la que no, Jermaine y Randy; tendremos ya a todos los protagonistas de este sainete.

35 forums de fans de Michael con MJJCommunity – el foro de internet sobre Jackson más grande- al frente, han hecho pública una declaración en la que aconsejan a los organizadores que cancelen un concierto que consideran “destinado al fracaso”.

Han protestado por la inclusión y posterior veto de Kiss en el homenaje. En su opinión, nunca debieron ser invitados por la lengua larga de Gene Simmons. Como es normal critican que el homenaje se vaya a hacer en pleno juicio de Murray, pero también les parece mal el alto precio de las entradas, el secretismo de a que fundaciones van a ir a parar los beneficios, la política al escoger los invitados… En fin, que ponen el homenaje a caer de un burro. Sin más. 

Por su parte el Michael Jackson Estate parece haberse unido a Jermaine y Randy Jackson, y ha publicado una carta abierta a los organizadores en la que deja claro que tienen a casi todo el mundo en contra. Sobre todo a la gran masa de fans del fallecido rey del pop, parte de la cual incluso ha llegado a atacar la página oficial del evento en Facebook.

Además Howard Weitzman, abogado del Michael Jackson Estate, ha amenazado con demandar a la parte de la familia Jackson que organiza el concierto por supuesta falta de ética. Sobre todo porque, en su opinión, el dinero de las entradas (entre 90 y 390 dólares por persona) no va a ir a sociedad benéfica alguna como han dado a entender, sino a los bolsillos de familia y organizadores.

“El concierto va hacia adelante aprisa” ha manifestado el organizador Paul Ring. ‘Can´t Stop Till Enough', parafraseando al propio Michael, la cosa es si se la van a pegar o no. Todo apunta a que sí.