Barry Gibb ha reaccionado maravillosamente con un homenaje muy especial a su hermano “Bodding”, como le llamaban en la familia.

Barry ha hecho un vídeo, más o menos mezclado deprisa con imágenes personales y profesionales de su hermano y los .

Ese montaje debía tener una banda sonora y se ha acordado emocionalmente de una enternecedora canción llamada ‘Heart like mine‘, que estaba perdido en el álbum de los Bee Gees de 1993, “Size isn´t Everything”, que era el álbum de retorno a Polydor, su sello de toda la vida, tras la travesía del desierto, con tres álbumes fallidos en la Warner, donde nunca supieron tratarlos.

Robin dijo que le parecía una canción formidable y que no entendía como la compañía no la había elegido como single. Pero se prefirieron como singles ‘Paying the price of love' y ‘How to fall in love'.

A Robin le había gustado mucho el primer álbum de Enya y creyó que podía hacer algo semejante, con el mismo estilo. La melodía es bastante más rica que cualquiera de las de Enya, de cualquier modo.

En aquella época, los Bee Gees pasaban una época terrible. Se les acababa de morir su pare, Hugh, el mismo día que había muerto el pequeño hermano Andy Gibb. Por si fuera poco, a Robin le acababan de operar de la espalda y Maurice, apenas salía de su terrible adicción al alcoholismo.

En fín…

No se sabe cuando será el sepelio en la iglesia de St. Paul, en Londres. Robin será enterrado muy cerca de Oxfordshire, donde vivía.

Abajo, el gran tema perdido.