UNA HISTORIA SOBRE STING

Sting_by_Yancho_Sabev

En términos generales, las estrellas del pop se dividen entre los que son famosos por lo que graban y otros por lo que aparentan. A Sting hay que escucharle con oídos húmedos. Es un manipulador de juegos vocales de artificio, de brillantez. Este viejo profesor de literatura de instituto es un persona deslumbrante, inteligente, atractivo, amable, simpático. Encima tiene talento. Es el «aguijón» del pop. Para mí la naturalidad es necesaria dentro de unos límites. El compositor necesita una celda en la que refugiarse del mundo exterior.A veces, se le convierte en un drama obsesivo. No es el caso de Sting. Jamás le he visto enfadado. Olvidense de que es una estrella insoportable.Olvidense de que es un presuntuoso intelectual que impregna de cierto tufillo jazzístico todo lo que toca.Olvidense de que sea un estúpido.Olvidense de que sea un soberbio que se mira el ombligo como epicentro del mundo. Sting es una persona normal. Pero no le he notado tan afectado como cuando perdió a su amigo en las Torres gemelas.Había cierto tono de sorna,de ironía.»Aquí estamos esperando,bomba,tras bomba. Sin saber lo que va a ocurrir. A veces siento que no entiendo la situación. A veces,me da vergüenza de esta raza.No me gustan los talibanes. ¿Sabes por qué?.Primordialmente,por lo que están haciendo con la condición de la mujer. Es tan bochornoso,tan injusto,que sólo por eso podría pensarse en erradicarlos. Pero,entonces,siento que son seres humanos».   Pero le recuerdo que es el pueblo quien sufre,como siempre.»Claro,al final todo se reduce a un problema de educación. Los talibanes se están aprovechando de algo tan simple como la ignorancia. Es otra degradación del ser humano».   Sting se ha convertido en un padre de familiar muy quisquilloso.Y cuando le pregunto por la posibilidad de que el miedo arranque su fé en la humanidad,por si esta guerra se vuelve perversa,Sting se revuelve.»En definitiva.,es un momento tan peligroso que no he parado en pensar  las cunsecuencias negativas. Que pueden ser muy negativas.¿El fín del mundo?. No,no he pensado en ello, aunque pudiera ser .No quiero descartarlo».   La primera vez que conocí a Sting-jamás le gusta que le llamen Gordon- fue en su casa de Londres.Eran los tiempos de Police. A medida que han pasado los años , a medida que se ha ido sucediendo los albumes ,he conocido su apartamento en el Greenwich Village de Nueva York,comprada por un precio «módico» a Billy Joel.También su casa de Malibú,en Los Angeles,frente al mar,que se la compró a Barbra Streissand por un millón de dólares. Su mansión en Wilshire ,en la campiña inglase,aquella en Madonna pasó su luna de miel,a la que llama Lake House ,con motivo de la grabación de «Ten sunmoners´s tale» . Incluso su Villa en la Toscana,cerce de Florencia ,pero lo que nunca pude adivirnar es que esa villa se abriera para su invitados para sus fans y que la entrada sirviera de improvisado escenario para la grabación de un album .   «Tuve esa idea con la intención de que mis amigos, mis compañeros en el trabajo tuvieran la sensación de pasar una noche agradable de música,buena música,con el techo de las estrellas,como otra noches que he pasado yo mismo.Quería compartir las mismas vivencias con gente que quiero. Por eso le llamé al album,en principio,»Such a night».Tu estuviste el día 10 de septiembre .Es decir,que vivistes el ambiente, las sensaciones que pretendía. Pero,de repente,todo se derrumbó con los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre,que era cuando ibamos a grabar y filmar de verdad «Such a night».No te podría explicar como me sentía .Me enteré sobre las tres de la tarde e ibamos a empezar sobre las nueve. No sabía lo que hacer. Para colmo,uno de mis mejores amigos estaba en las malditas Torres gemelas.Y sentí que había muerto. ¿Qué es lo que hice en esos momentos?. Reuní a toda la banda y les pregunté cual era su opinión. Todos me dijeron que lo mejor era hacer el concierto. Y acepté».   No me lo ha contado Sting,pero sabemos que cuando acabó la actuación les dijo a los ejecutivos de la casa de discos que se olvidaran del album,que de ninguna manera sentía ganas de publicarlo. Entonces es cuando entran en el teatro de los sueños ,los interese creados. Un album presupuestado ya no tiene camino de ida y vuelta. Sólo de ida.   «El album no se podía llamar «Such a night». Era inapropiado,ridículo,estúpido,si me apuras. Así pensé que «All this time» me parecía más apropiado,más correcto. Todo, al mismo tiempo, me había ocurrido a mí. Sé que mentes insidiosas pueden pensar que «Fragile» es la canción indicada para lo que está pasando en este mundo .Como en un sistema de oportunismo.Pero tú sabes que «Fragile» ya la había escogido como primer single del album. ¿Por qué?. Por la sencilla razón de que era el tema que más me había gustado en los ensayos,por el nuevo tipo de arreglo. No creo que se justo que me califiquen de oportunismo».   Lo cierto es que al día siguiente de la tragedia,el día 12,Sting estaba en un estudio de Bolonia,mezclando lo que había ocurrido la noche anterior.»Quería acabar cuanto antes. La verdad es que era fácil.No hicimos ninguna trampa.Mezclamos lo que había sonado en el concierto,porque no era tan dífícil.A los pocos días me volvía a Londres.   Sting no pretendía incluir ningún tema de Police en el album.»Ya sabes que Police no era mi grupo.Era de Stewart.  Por otra parte,me parecía muy infantil  renunciar a canciones que ,esas sí,siento como mías. No hay muchas de Police en el album,pero ahí están».   ¿Cuántas veces le habré preguntado por la posibilidad de que algún dia pudieran reunirse Police?.No lo sé,bastante.En cualquier caso,la respuesta siempre ha sido la misma:»no». Y no es un problema de convivencia:»Ya tocamos juntos en las fiestas.Los dos estaban invitados para la fiesta de mi cumpleaños y seguro que tocaríamos juntos,pero de ahí a hacer una gira,nada de nada. Es un tema pasado y ya sabes lo que opino.  Police no era mi banda,aunque estaba muy contento con ella».   EL OSCAR   Hay una canción que resume el momento de Sting con respecto a la industria,a su relación con la música. Es una soberbia canción ,que ya no recuerda nada a los viejos tiempos de Police.Se llama «My funny friend and me» y casi gana un Oscar.»Jamás pensé o soñé ganar el Oscar. Pero me lo pasé bien. ¿Te imaginas?.Tendría que haberle ganado al mísmisimo Bob Dylan .Así que llevé a mi hija pequeña y nos lo pasamos bien».   Esa canción era de una película de Disney.Y tiene una larga historia .Cuando hablamos y le entrevistamos sobre «Brand new day»,la penultima entrevista ,estabamos en París,donde acababa de mezclar el album.Y me dijo que no,que había escrito seis canciones para Disney,que le habían pagado muy bien,pero que esa película le habían dicho que nunca se iba a terminar.En realidad,la película se iba a llamar «Kingdom of the sun»   Casi un años después,está a punto de ganar un Oscar.»Le gente de Disney es muy difícil. Ya me había avisado Elton John,que con «El rey león» casi le vuelven loco.Por lo menos ,me pagaron muy bien. Pero se retomó el proyecto y la película se llamó «The emperor´s new groove» .Volví a escribir otros dos temas.Yo no estaba de acuerdo con muchas cosas.Por ejemplo,con el final. Pero las cosas son muy difíciles con Disney. Yo creo que una de las canciones era muy buena. Bueno,los acordes son de mi buen amigo David Hartley,gran músico.Pero la melodía y la letra eran mías. Y la traté de defender. Sí,era raro que la produjeran los viejos amigos de Prince, Jimmy Jam y Terry Lewis,pero me convencieron de que eso era muy bueno para el mercado americano.Así que acepté. Ha pasado el tiempo y creo que voy a a estar orgulloso de esa canción.Por lo menos,mis hijos pequeños siempre la disfrutarán».   Sting se llama Sting por un viejo compañero en los Phoenix Jazzmen .Todos en la banda tenían un alias. Un buen día, Sting llegó a los ensayos vestido con un jersey de fútbol,negro y amarillo-era entrenador de fútbol en el colegio- y ,rápidamente, al trombonista se le ocurrió el perfecto alias.El aguijón de la abeja,Sting. Su corazón nunca ha estado lejos del jazz.Pero se resiste a ese album de jazz que le demandan muchos de sus seguidores.»Yo noy un buen músico de jazz. Además,no me siento reconfortado en la evolución de músico de jazz. Se sufre mucho. Ni tengo categoría como músico para tanto.Es delicado meterte en el mundo de los arreglos,de los complejos acordes. Prefiero sentirme libre con las melodías y la difícil combinación con la letras. Soy un músico de pop y no siento la tentación de hacer un disco de jazz».   Ni siquiera está muy interesado en el cine. Es una parcela que se la deja a su segunda mujer ,la actriz Trudie Styler,productora y gran amiga de los señores Ritchie.Trudie y él mismo fueron padrinos en la boda de Madonna .Trudie es el epicentro de su vida según su mentalidad.»Ella es la que manda y la que entiende de cine .Yo sólo soy un padre de familia. No me creo un tipo interesante para el cine. Ese terreno lo domina ella. No tengo ninguna intención en dedicarme al cine. Lo mío es la música».   Una vez fuí a ver a los Rolling Stones a Washington ,con motivo del inicio de la gira de «Steeler wheels». Y antes que se estrenara en Broadway ,Sting estaba haciendo en un pequeño teatro «La opera de tres peniques» de ,en la que se encuentra «Mack the knife» ,el temazo de Kurt Weill. Luego fue un fracaso en Broadway,pero a Sting la experiencia le resultó más que interesante.   «Puedo decir que también he intentado la aventura del musical. Creo que fue una buena experiencia y eso tiene más que ver con la música.De mi talento como actor es una cuestión que se debe discutir en otro momento.Pero,¿a que cantante no le gusta cantar «Mack the knife»?.   LA CASA GLOBAL   De todas las experiencias con Sting la vez que más me impresionó  fue precisamente en su casa de Malibú. Iba a publicar su album «The soul cages» y acaba de morir su padre. Me acuerdo que me dijo con un tono frondoso,opaco, triste:»Soy millonario,tengo éxito,tengo una buena familia,pero acaban de morir mis padres,tengo cuarenta años y me siento deprimido». Siempre pensé en aquellas frases.   «Nunca me volverá a pasar algo semejante.Cuando se murió mi madre Audrey de cáncer,yo estaba en la isla de Monserrat,en el estudio de George Martin,grabando «Nothing like the sun».Pero no viajé a Inglaterra para el funeral. Siempre me lo reprocharé. No mucho después murió mi padre Eric,de cancer también.Yo estaba de gira en Brasil.Y tampoco estuve en el funeral. Toda la infinita tristeza de «The soul cages» era un tono de lamento por mi comportamiento. Se nota en las canciones. Luego te haces mayor y vuelves a reflexionar sobre los grandes errores de tu vida.En aquella época puede que tuviera una prepotencia estúpida.Puede que incluso sintiera vergüenza de mis padres, que eran unas personas maravillosas,humildes,pero fabulosas. Mi padre se tuvo que levantar toda su vida a las cuatro de la mañana.Era lechero. La vida fue muy dura para él.Siempre lo tendré en mi mente».   Empieza a hablar como padre de familia. Trudie le ha dado cuatro hijos. Pero,en realidad,es padre de familia muy numerosa, dados estos tiempos.Tuvo otros dos hijos previos con la actriz Frances Tomelty.El mayor ,de vez en cuando,está en las actuaciones del grupo del padre. A Frances le debe  una de sus mejores canciones. Cuando ella decidió abandonarle,harta de giras de Sting y de precocidades,él se vengó con con «Every breath you take»,frases lapidarias para una mujer:»Cada paso que des, cada cosa que hagas,caro respiro que des,siempre te estaré vigilando».   «Puedo estar en mi casa de la Toscana,puedo estar en Malibú,pero para mí es lo mismo. Me siento como en casa,porque está mi familia.Ella es la que me une con la realidad».   Trato de ubicarle en su pequeño Shangri-La .Trato de averiguar donde se encuentra más a gusto.»Todas las casas que tengo repartidas por el mundo me sirven como inspiración. Si estoy en Los Angeles,en la casa de Malibu,me gusta hacer «surf»,ya lo sabes,me sirve para soñar con un tipo de música muy diferente que tiene referencia el mar. Si estoy en Nueva York me siento más urbano,más pegado a la realidad cotidiana. Si estoy en la villa de la Toscana pienso en la tierra,en mi vino «chianti», .Estoy más apegado al suelo.Si estoy en Inglaterra me siento más solidario con la gente,con los tipos de mi pueblo.Es muy posible que me sienta muy inglés.Al fín y al cabo,es mi tierra».   Sting me contesta algunas palabras en castellano. Ha aprendido el italiano y ha mejorado bastante en francés.Pero,¿para cuando el español?. «No hace falta que me digas lo importante que se está convirtiendo el español. Pero me cuesta mucho. Casi no puedo con él. Ya sabes que canté varias canciones de «Nothing but the sun» en español y me prometí a mí mismo que jamás haría una barbaridad como aquella.Pero nunca puedes decir nunca ,porque hace unos meses volví a pasar el mismo calvario cuando tuve que cantar en español el tema de Disney. Reconozco que Phil Collins tiene más paciencia que yo. Y,en cuanto, a Elton John ni siquiera lo hizo».   Si hay algo que me gusta en el compromiso de Sting es su entereza con respecto a la riqueza,el ecologismo y los intereses económicos. No presume de rico,pero tampoco lo esconde.No juega a profeta ni levanta la voz para demostrar su solidaridad o una postura de izquierdas. Es rico y no lo oculta. Hay otros que parece que tratan de demostrar que eso es un pecado y se rehabilitan con incluso campañas a favor de la deuda del Tercer Mundo.   «Sigo manteniendo una estrecha relación con la organización amazónica.He perdido un poco de contacto con las «madres de la plaza de mayo»,pero nunca me olvidaré de la medalla que me concedió el gobierno chileno en pro de la libertad. También mantengo la escuela de yoga en Nueva York. Trato de ser solidario hasta donde puedo».   Sting es un maniático coleccionista de discos raros.Tanto en vinilo como en digital. Lo toma todo. Uno de las últimas adquisiciones es un disco de flamenco al piano.Pero también está contento de un album de aborigenes australianos,tocando strandards del rock,incluso temas de Police.»Me gusta la música y eso también incluye el coleccionismo de alguna manera. Me gustan toda clase de ejemplares raros y la colección trata de abarcar incluso discos de etnias y pueblos.Nunca me cansaré de comprar discos».   El próximos mes vuelve a estar en la carretera.Va a tocar incluso en un hotel de Las Vegas.»Casi es una gira promocional para el album. Es cierto,que a veces una de mis giras es interminable,pero suelo descansar un año entero y ,entonces,me siento como un drogado que le han quitado su droga,el escenario. La verdad es que no puedo pasar mucho tiempo sin tocar. Siempre me han gustado las giras. Desde los tiempos de Police hemos llegado a lugares donde nadie había actuado. Hace pocos meses hemos estado en Túnez,El Cairo,en el Líbano,en lugares que no había actuado nunca en mi vida.El Oriente Próximo… Ahora lo piensas y sueñas. Ya sabes que en estos momentos es imposible volver a lugares como aquellos».   Pero cada día su banda se hace más numerosa y recoge toda la influencia de músicos africanos,americanos,incluso brasileños.»Desde que conocí al tunecino Cheb Mami estoy totalmente enamorado de la percusíón norteafricana. Suena de distinta manera. Ya la probé en «Desert rose»,que es una frase muy común en Túnez .No me he cansado de ella y produce un efecto más que interesante si se compara con la afro-americana.La mezcla no deja deser muy interesante. He incorporado un cellista y es mágnífico.Con él se logra otro tipo de enfoque a la música».   Para todas sus giras,uno de sus grandes compañeros ha sido el ajedrez.Como manera de relajación y también de inspiración. Pero me reconoce:

«He dejado el ajedrez un poco de lado. Quizá porque ya no puedo mejor mucho y eso me deprime. El ajedrez en unos grados proporcionales necesita de un estudio continuo. Y ese tiempo he decidido prestárselo a la música».

SU AMIGO BRIAN

Sting toca guitarra,,bajo,mandolina, piano,armónica,,saxo y algo de flauta,pero siempre se niega a atribuirse tanto mérito como instrumentista.»Digamos que yo soy un bajista y,gracias,sobre todo a Brian,que es como llamo a mi viejo bajo,que lleva ya muchos años conmigo.Creo que está conmigo desde el tiempo de «Zenyatta Mondatta». Era la clave en «Don´t stand so close to me», pero me gusta hacer muchas combinaciones en el estudio con otro tipo de bajos. Puedo tocar la guitarra en «Fragile», mi Chet Atkins, pero eso es anecdótico. Yo soy un bajista». Sting es el autentico rey de las colaboraciones. No hay disco de homenaje o de viaje sentimental en que Sting haya rehuido.Aunque sé de algunos intentos españoles que no han cuajado. Se sabe de Alejandro Sanz, de Rosanna,que no se han producido. Pero pongamos por caso los últimos ejemplos. Sting acaba de colaborar en un disco formidable de Cinema Italiano. Ha cantado un tema del gran Ennio Morricone ,al que han puesto letra. Se trataba de una serie de televisión que tuvo mucho éxito,»La piovra». El tema que canta es «My heart and I». Y lo canta con una gran sensibilidad. Pero el pasado mes de agosto salió un homenaje al gran Earl Scrusggs y Sting ha cantado «Fill her up»,en el disco también están Elton John y Don Henley,entre otros. Sin olvidar la última banda sonora de la serie de Ally Mc Beal ,en la que cantaba a duo su «Every breath you take»,con Robert Downey Jr. Es posible que nunca sepa decir no.   «Me gusta colaborar.Eso es todo. Y me gusta cantar. Entonces se entiende todo muy fácilmente. Pero también he dicho a muchos proyectos que no. Tu que eres español,ahora recuerdo que canté «Fragile» en un disco de Julio Iglesias. Y de aquella época supe valorar el vino. Julio es un gran experto y,ahora,miro tengo mi propio vino allí,en la Toscana. En el caso de Robert Downey creo que es un tipo simpático que no ha tenido suerte. La verdad es que canta muy bien».   Le recuerdo que en la banda sonora de «Moulin Rouge» han hecho una versión de su «Roxanne» incluso a ritrmo de tango.Y se rie.»Claro que jamás me pude imaginar una canción así a ritmo de tango.Me ha hecho gracia,que quieres que te diga».   ICONOS DE CINCUENTA   Le hago recordar que gran parte de la artillería de las casas discográficas se preparan con cargas de nombres enblemáticos,mayores de cincuenta años. Es el caso de Paul Mc Cartney, Mick Jagger, Elton John,etc.

«No creas que la música de la gente joven está pasándolo tan mal. Hay muchas cosas»

Y le sugiero que me cite algunas.Le cuesta pensar.»Bueno,por ejemplo dices que es muy difícil meter un éxito de rock en las listas americanas. Pero eso no es del todo cierto. Las canciones sean de los que sean entran cuando son buenas. Yo,por mis hijos, te puedo decir varios nombres de cosas de rock en que realmente estoy interesado. Te puedo citar el nombre de Fred Durst,que es el lider de Limpin Bizkit. Me resulta interesante. Es un chico inteligente. Están también Red Hot Chili Peppers,que hacen muy buenas cosas. Claro que existen Backstreet Boys y todo lo demás,pero siempre ha existido».   No viajo más por esa vía. En la última entrevista se me había ocurrido citarle el nombre de Ricky Martin y me contesto:»¿Cómo no va a gustar?. Tiene un sonrisa de un millón de dólares».   Se queja de la falta de infraestructura y de dinero para actuar en Europa. «Es como si la Comunidad Europea no existiera.Cada páis es un mundo y eso complica la infraestructura.En América,a pesar de las distancias lo necesario no se complica.Es incluso más barato.No es que pongamos las entradas más caras.No es un problema económico».   Sting acababa de cumplir cincuenta años .También la tragedia del famoso 11 de septiembre quebró lo que iba a ser la mejor fiesta de su vida. Había alquilado todo el hotel de las mil y una noche en Marrakesh y no precisamente La Mammounia. Uno mejor.

«No podía celebrar mis cincuenta años cuando mis amigos y el mundo estaba como estaba. Tuve que suspenderlo todo y pasarlo con mi familia. No me siento nada especial con los cincuenta años. Me gusta la música y quiero seguir haciendo  música.Eso es lo único que me preocupa en realidad»

No hace falta ser adivino para reconocer que Sting es músico. ¿Lo habíamos acertado?

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
3 Comentarios
  1. Buba Casas dice

    Enhorabuena por el artículo Julián. Te suelo seguir siempre que me es posible, aunque en esta ocasión te he leído con algo más de un mes de retraso. Creo que me podrás recordar, haciendo un ligero esfuerzo por haberte invadido en más de una ocasión en twitter. Decirte que para mí, Sting, desde 1979 fue el culpable de mi pasión por el bajo -soy bajista. Dejé la música hace tiempo por exigencias de la vida, y una enfermedad me hizo encontrar nuevamente el camino hacia la paz. Regresé para ser nuevamente músico, bajista, y gracias a «Picotazos»-yo lo llamo así cariñosamente. Formé una gran banda de once componentes hace dos años con algunos muy buenos músicos de mi entorno. Yo soy de Jaén. En mi tierra residen grandes músicos, tan grandes como la humildad que le precede. Supongo que te sonará el nombre de Miguel Morales, batería de Yamaha, dedicado exclusivamente a la enseñanza. Hay muchos más como él en mi ciudad y curiosamente, además de grandes músicos, con ante todo, grandes personas, cualidad fundamental para hacer algo como lo que estoy intentando hacer. Ya tenemos montados 27 temas de Sting, casi todos de su etapa en solitario. Hemos tenido algunos conciertos de pruebas y seguimos rizando el rizo, Hemos incorporado algunos instrumentos clásicos como el cello, la flauta…. y ahí seguimos esta pandilla de locos. Hace más de un año, conseguí ponerme en contacto con Picotazos.
    Hace pocos días, exactamente el 1 de octubre, unos días antes del cumpleaños de Sting, envié a Nicole doy por descontado que sabes de quien hablo) mi libro, un regalo que quise hacerle a Picotazos. Es una biografía mía, como bien defino «La historia de un fan de Sting». En él hablo de la vida de mi padre durante la guerra civil en un orfanato donde recibió el maravilloso y mágico regalo de una trompeta a los siete años. Fue su único juguete, y con los años, fue mi herencia: La música. En este libro hablo de mi vida, mi banda y la vida de muchos artistas que conocí, y según van pasando los años, voy jugando con el tiempo y paralelamente también narrando las experiencias y coincidencias de un chico de Newcastle. Ahora, por petición de Nicole, lo estoy traduciendo al inglés y espero, después de pasar su visto bueno publicarlo.
    Bueno, además de dos persdonas de la universidad de jaén, eres de los primeros en saberlo.
    Gracias por tu tiempo y decirte que tengo ganas de conocerte….¡¡Eres una enciclopedia del conocimiento musical!!. Muchas gracias julián, eres grande!!! Un abrazo.

  2. Buba Casas dice

    Gracias!!

  3. Anónimo dice

    0.5

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.