El hijo de Juan Luis Cebrián, llamado Rafael Cebrián, ha sido nombrado Disc-jockey mundial de los40 por decreto, sin ningún mérito, dado que su hermanastra Eva Cebrian, Directora de las Cadenas de Radio de Prisa, ha sido ordenada para que naciera un programa nuevo llamado “Los4o Black Jack”.

Su hermanastro fracasó con un grupo de risa llamado The Monomes. También como actor, pero su padre ha llegado justo al rescate para investirlo de estrella de la Radio(?), cuando no había hecho nunca nada en la radiodifusión. El nepotismo funciona así.

Este es el comunicado oficial de Los40:

En LOS40 estamos de estreno: tenemos nuevo programa! Rafael Cebrian y Yaro Ceris debutan  con su contrastado programa musical que emite para países como Chile, Argentina, México, Ecuador, Costa Rica y Nicaragua.

LOS40 BlackJack es el programa global que te presenta la mejor música indie,  alternativa y descubre a nuevos talentos”.

Este es el nuevo logo. Debe ser una cadena americana, por lo menos.

Es como una burla a la vergüenza profesional. En plena ira de los trabajadores de la SER, amenazados con nuevos despidos, mientras que al “hijísimo” se le paga una fortuna en comparación con otros disc-jockeys de los 40 y, encima, viviendo y haciendo el programa desde Los Angeles. 

El programa es de vergüenza ajena, pero también cómico, porque hablar de música “indie”,  justo cuando ya no exist , parece un chiste de mal gusto. Lo indie murió,  porque apenas existen tres multinacionales del disco. Un programa del siglo pasado para mayor gloria del nepotismo ilustrado.

Los Cebrián, como una secta, definitivamente, están empeñados en acabar con los . Es triste, delirante,patético. 

Este tema del grupo del hijo de Cebrián fue impuesto en los 40 Principales por decreto. El tema, el grupo, no puede ser más mediocre.