El hijo de , de apenas 16 años, va a publicar en breve su EP de presentación en el sello californiano Burger Records (Fidlar, Thee Oh Sees) bajo el nombre de Jakob Danger.

Y ha hablado con NME de sus influencias musicales, y, para sorpresa de algunos, no es una de ellas, o al menos no una de las principales. Prefiere a los Strokes.

“Mis dos bandas favoritas son y Beach Fossils, esas son mis dos mayores influencias. Cuando se trata de la música y las partes de la guitarra y el bajo, me gusta ese estilo de música. Me encanta ese estilo. y Beach Fossils suenan, así que quiero ver si podría escribir canciones como esas”.

Y aunque le insistan en lo de su padre, el joven Jakob dice que no, que lo suyo es otra cosa y asegura (y tiene razón) que lo que él hace no se parece nada a la banda de pop-punk:

“Mi música no está en absoluto relacionada con la de mi padre. Es mi propia cosa personal. No me preocupo demasiado por eso. Sólo pienso: “Esta es mi música, es diferente a la de mi padre, y si la gente quiere escucharla, pueden”.

“Si la gente dice que sueno como mi papá, es probable que sólo sea porque soy su hijo. Las cosas funcionan así, supongo. Es mi voz. Es la forma en que canto. Nunca he tomado clases de canto antes o nada… ¡Es natural!”.

Abajo se pueden escuchar “Don´t Try” y “King Of The World”, que suenan como una mezcla de Strokes, The Real Kids y, bueno, un poquillo de Green Day si puede haber.

Jakob Armstrong también ha explicado su nombre artístico. Danger es su segundo nombre real, se lo ha escogido porque piensa que suena muy bien.

Una familia muy musical la de Billie Joe Armstrong, el hermano mayor de Jakob, Joey, también es músico y toca la batería en los Swmrs, también del sello Burger Records.