Siguen las peripecias de las más díscola de las hijas de , la indomable Alexandra, que ahora también prueba como disc-jockey, en Nueva York