george

Louise Harrison vive muy modestamente en una casa prefabricada en la zona rural de Missouri. La hermana de recibió una pensión mensual de 2.000 dólares hasta la muerte del guitarra solista de los Beatles en 2001, pero le fue retirada un año después del deceso de George.

Louise dice que encontró una manera de ganarse la vida tras la extinción de la pensión. Se lo ha contado al Daily Mail:

“Era la pensión que él me daba. Era su intención hacer que durase toda mi vida. Me dijo: “Dada mi situación financiera, no hay ninguna razón en la tierra por la que mi hermana deba pasar necesidad”. Pero nunca estuve preocupada por la extinción de la pensión. Estoy luchando por el dinero, como hace todo el mundo, pero no estoy en la miseria.”

Sin embargo, Louise insiste en que no ha impugnado a los herederos de su hermano por motivos de dinero, y ha agregado: “No me importa el dinero, han pasado más de diez años y no he hecho ningún tipo de movimiento.”

La posibilidad de que la hermana de un beatle pudiera acabar pasando necesidad, o viviendo casi en la indigencia, resulta surrealista, absurda, como un chiste de pésimo gusto.