Los conciertos de Nueva York, de Pennsylvania de Paul Mc Cartney están creado una auténtica “macartneymania”. los fons tienen todos más de cincuenta años, pero poder económico. Potentado que se paga para llevar el Sgt. Pepper en la matrícula de su coche.