descargaUn juez aprobó  un acuerdo por el que la canción “Happy Birthday” sea del dominio público.

El juez federal de distrito George King aprobó el acuerdo que pone fin a las reclamaciones de propiedad de Warner/Chappell Music, la editoral musical que ha estado recolectando millones por la canción,  durante años. La editorial accedió a reembolsar 14 millones de dólares a los que han pagado cuotas de licencia por utilizarla.

El año pasado, King falló que la compañía no es propietaria de la letra de la breve canción, una de las más conocidas y queridas en el mundo. Indicó que la empresa no tiene derecho a cobrar por su uso.

Warner/Chappell ha dicho que no intentó recaudar dinero de cualquier persona que entonara la melodía, sino de los que la utilizaran de forma comercial.

El día que Marilyn Monroe cantó a Kennedy la canción: