Se ha sabido hace unas horas que el legendario mánager y productor de películas musicales Robert Stigwood falleció ayer lunes a los 81 años.

El australiano lo fue todo en el mundo de la música, fue el empresario que estuvo detrás de Cream y , y el productor de películas musicales de éxito universal como “Grease”, “Saturday Night Fever”, “Jesus Christ Superstar” o “Tommy”.

Ha anunciado su fallecimiento Spencer Gibb, hijo de Robin Gibb de los Bee Gees, en Facebook. Robert Stigwood tenía 81 años, de momento no se conocen las causas de su deceso.

“Me gustaría compartir la triste noticia con todos vosotros, que mi padrino, y el mánager de toda la vida de mi familia, Robert Stigwood, ha fallecido”.

Nacido en el sur de Australia, en Adelaide, el 16 de abril de 1934, se trasladó a Inglaterra en 1955, donde, a partir de su llegada, estuvo en todas, comenzando por su inicial asociación con el excéntrico y creativo productor Joe Meek, que fue quién le dio la idea de hacer discos independientes distribuidos por compañías grandes. Stigwood se convirtió en mánager del protegido de Meek, John Leyton, tras su enorme éxito, la increíble “Johnny Remember Me” de 1961.

A mitad de los sesenta creó el sello Reaction y se llevó a The Who allí para editar “Substitute”. En ese mismo 1966, se convirtió en mánager del recién creado supergrupo Cream para los que consiguió contrato con Polydor y ATCO en USA.

Incluso en 1967 estuvo cerca de representar a The Beatles tras un acuerdo con Brian Epstein. Pero a los Beatles no les hizo ninguna gracia y amenazaron a Epstein. Finalmente Brian delegó en Robert buena parte de otros artistas a los que representaba en NEMS.

Al año siguiente se convirtió en mánager de los Bee Gees que regresaban a UK tras tener un gran éxito en Australia. Sin duda uno de los momentos más importantes en la carrera como empresario de Robert Stigwood, a partir de entonces se convirtieron en una máquina de hacer éxitos.

La Robert Stigwood Organisation (RSO) pasó a ser promotora de artistas como David Bowie o Rod Stewart, y mánager de Eric Clapton y Blind Faith. En 1973 amplió sus funciones y se convirtió en sello discográfico en el que grabaron Derek and The Dominoes, Blue, o los propios Bee Gees.

La buena racha de películas de éxito producidas o coproducidas por Stigwood, tuvo su excepción en el rotundo fracaso de la espantosa fantasía musical en torno al “Sgt Peppers” de los Beatles, con los Bee Gees y Peter Frampton de protagonistas. Fue un poco el principio del fin de RSO, que acabó cerrando en 1983.