Esta era la portada del gran éxito de Andrea True, una de las reinas de la música disco en los años setenta. Ha muerto en Kingston, Nueva York. tenía 68 años. Fue actriz también de películas porno y, sobre todo, explotó su línea comercial de la música disco.