, justo el día después de anunciar su divorcio, se hace una foto con la verdadera triunfadora de la noche, la guitarrista de Sugarland,  Jennifer Nettles, que incluso tocó con Lady Gaga.