Es increíble que una tienda de Oklahoma venda réplicas de la granada de oro de , de Wayne Coyne, que tantos problemas creó en el aeropuerto de la ciudad. Se venden a 50 dólares.