Otro temazo del londinense George FitzGerald,  exiliado en Berlín, el tema estrella d su próximo tercer disco, titulado All That Must Be