Fue una de las actuaciones más impresionantes de la noche, a excepción de la de Imagine Dragons. Stevie Wonder premió a los protagonistas de Get Lucky, Pharrel Williams y Nile Rodgers, con una actuación increíble.