EL GRAN NEGOCIO DE LOS ROLLING STONES: START ME UP

Portada del primer single del album Tatto you , un canción que habían desechado años atrás.

Se dice que tres millones de dólares han recibido los de los relojes OMEGA, que lanzan nuevamente el tema ‘Start me up’, como banda sonora de un nuevo anuncio relacionado con los Juegos Olimpicos de Londres.

El director de Omega dice que sólo ha pagado medio millónde dólares y, porque los Rolling Stones, como los Beatles representan el sentido de Londres, en los sesenta, en los setenta y más allá.

No está mal para una canción que comenzó siendo un “reggae”, en 1975, en la sesiones de Black and blue y que la tumbó Mick Jagger.

Luego, volvió a retomarse en las sesiones de “Some Girls“, en 1978 y tampoco quedaron convencidos. Se volvió a intentar en “Emotional rescue”, pero tampoco. En aquellos años se llamaba ‘Never stop’ o ‘Start it up’.

Finalmente, en 1980, en la sesiones de “Tatto you“, el ingeniero Chris Kimsey, repasando viejas cintas,  le dijo a Keith Richards que era una gran canción, pero Keith Richards dijo que no, que le sonaba a algo que había en la radio,  hasta que Mick Jagger le cambió el parecer a todo el mundo.

‘Start me up’ desde aquel 1981, cuando salió como single no ha dejado de dar dinero.

Los canadienses de MuchMusic, su canal de televisión, fueron los primeros en pagar por utilizarla.

Luego pagó por ella la Motor Up Coproration. Pero fue Microsoft quien pagó más para la campaña de publicidad del Windows 1995. Una fortuna. Un millón de dólares de aquellos tiempos.

En el año 2003, Ford volvió a pagar por otra campaña millonaria.

Abajo, el último, el anuncio de Omega.