golden

Ya lo habréis visto repetido hasta la nausea en todas las news. Los Globos fueron mas bien de plástico, y estoy de acuerdo: la peor ceremonia en mucho tiempo.

Sin embargo, lo que empezó siendo un “drink and laugh” con los periodistas extranjeros acreditados en Hollywood, o sea un champagne con los amiguetes y las stars, fue el domingo no sólo el programa más visto de la TV americana con 20 millones de audiencia, sino que iguala al mas visto de todos los tiempos,  que pasó hace ya seis años. Y supera en un 12 % de espectadores al del año pasado. No entiendo nada.

Lo que si cuenta ahora es la alfombra roja y las estrellas. Trapos y smokings. Botox y Spa.

Las pelis, las mismas de los Oscars -más o menos- y en el batiburrillo de esos extraños apartados, se cuela el más listo. Yo destacaría el triunfo indiscutible de “Argo”, estupenda peli de acción, y de su alma y hueso, el estupendo Ben Affleck. En los Oscars lo va a tener mas duro, aunque este año la fundametalista Academia se ha puesto mas ecléctica y cool que nunca en su vida.

Lo de Los Miserables estaba cantado y los globos a sus dos fantásticos protas, también. Jackman lo tendrá muy duro con Day-Lewis – yo diría que casi imposible- en la noche grande de febrero. Pero Hathaway con sólo 3 minutos, tres, se lo va a llevar.

Habrá tiempo para hablar de Los Oscars. Pero como iréis viendo en este blog que hoy estreno, os hablaré de cosas colaterales a la música, o de música, pero de la otra música, y sobre todo, cualquier cosa  relacionada con el showbiz. No hay business como el show business: es una famosa canción de un musical americano y es el lema que mueve a Broadway, a Hollywood, al West End londinense, a La Gran Vía madrileña… a cualquiera que entre en la fábrica de los sueños.

Olvidados los Globos de plástico, hay un hecho que quisiera destacar. Los Miserables, sin ayuda de sus premios, o sea su banda sonora, es doble número uno de las listas de Billboad, como sabéis, la biblia de la música. A la primera semana del estreno, entró como un tiro en el número 2 en el hot 200. Y a la siguiente, al 1. Es un high lights con los mejores temas, Pero es que al mismo tiempo, el soundtrack total – que es CD doble con mas de dos horas- hizo lo propio en las listas de bandas sonoras. Y tiene tanta fuerza la historia, que incluso hace que entre en el chart el disco con el reparto original de Broadway… que se editó hace 25 años! Para un teatrero como yo amante del musical, es asombroso.

Ya se que es una música  que en esta página no os gusta. Pero Los Miserables es el musical de musicales, estrenado en 70 países, traducido a 46 idiomas y aclamado por 60 millones de espectadores. Y aun sigue vivo en un teatro londinense donde pronto batirá un récord mundial para un musical: 30 años.

La peli es también un gran hit. De ahí el éxito de su soundtrack, que es una ópera moderna memorable. Como lo es la historia de Victor Hugo en la que está basada. Como lo es la música de Schomberg y las letras de Boulbil. Incluso en nuestros cines – donde está subtitulada, por suerte- fue número 2 en su primera semana y se cree que recaudará cerca de 10 m de €. En el mundo lleva 250 m $ y podría alcanzar  los 500 porque sólo hace 3 semanas que se estrenó. Nada mal para una superproducción “relativamente cara”: 80 m $. Total, el nuevo Bond costó 110 m.

Para final, también mas soundtracks. En el chart de Billboard estuvo muy arriba “The Hobbit” y esta semana sube al 52 la de “Django unchainched”, ya sabéis, el nuevo bombazo de Tarantino que se estrena ya. Es su peli más comercial de toda su carrera. Y dicen que ese soundtrack es pura dinamita.

El gran Nacho Artime inicia sus colaboraciones con este blog en PLASTICOS Y DECIBELIOS. Nacho Artime es el adaptador en España de Jesucristo Superstar, Evita, Grease, El Hombre de la Mancha, etc. El más grande personaje de los musicales en España. Bienvenido.