Siempre coincide. Quiero decir el talento y la inteligencia selectiva para apoyar las causas justas o en su defecto, simplemente, meter  el dedo en la llaga.

John Legend es el única gran artista negro que por lo menos está en la línea de genios como o . Lo ha demostrado muchas veces.

Pues, bien, ahora publica ya su quinto álbum “Wake up”, un brillante disco de versiones de canciones de protesta de los años sesenta y setenta, lo que había antes de la gran hecatombe provocada por las administraciones de Reagan, Carter e incluso Clinton.

Sobre todo, el gran problema de la educación en América que ha descendido hasta los mísmisimos infiernos.

Ahora mismo, Legend, con los Roots, triunfa con esa sensacional ‘Wake up everybody', el viejo éxito del sonido Philadelphia, de Harold Melvin and the Blue Notes. Pero en el álbum hay grandes temas como ‘Hard Times', que será el siguiente single, el tema de Baby Huey.

Además, ‘Wholy Holy' de Marvin Gaye, ‘Little Gheto Boy' de Donny Hathaway y ‘Shine', que es la estrella, la ha escrito el propio Legend y trata sobre la más que encesaria reforma de la enseñanza. Además, el tema es protagonista en la película Waiting for Superman, que habla de la pésima Educación en Estados Unidos. Eso nos recuerda a algo en este país.

Abajo, su gran ‘Shine', con los Roots.