Este tema fue favorito de PLASTICOS Y DECIBELIOS en 1987. Posiblemente, uno de los mejores temas que ha escrito nunca el gran Iva Davies de Icehouse. Estaba en el al album Man of Colours