LOS GRAMMYS HAN BATIDO EN AUDIENCIA A LOS OSCARS

Los tuvieron más audiencia el pasado 12 febrero, que los de este 26 de febrero. Son cifras en los Estados Unidos. Y eso que la ABC dobla el esfuerzo de marketing de la CBs con los Grammys.

Es algo inhabitual, pero demuestra como Hollywood se aleja de la realidad norteamericana. Además, en la noche que quitaron la música como si fuera algo perturbador.

Y máxime cuando gana una película francesa, algo que jamás había ocurrido en la historia de los Oscars. Además, muda y en blanco negro, como si la magia de Hollywood se hubiera quedado como  un relicario, una luz de sentimentalismo barroco y nostálgico.

The Artist no deja de ser nada más que un tributo a Hollywood, pero de los que no dejan ni futuro ni una secuela. Porque nadie puede pensar que se vayan a hacer más películas mudas y en blanco y negro. Nadie se lo cree.

Muchos críticos y amantes de Hollywood aseguran que jamás la industria del cine americana había psado por semejante crisis.

La Academia ha dicho que han sido batidos por primera vez en muchísimos años, porque los Grammys tuvieron la “suerte” de que Whitney Houston se había muerto antes.

Eso es patético y querellable. La  Academia es una pura verguenza, que sólo está para recaudar y crecer en su endogamia de unos académicos caducos, con una edad media cercana a los cincuenta años.