Los estudios de audiencias de los son significativos. La ceremonia de entrega de los premios ha experimentado al menos un 20% de caída con respecto al año pasado, poniendo a la llamada “gran noche de la música” en sus cifras más bajas de los últimos años.

Las datos de Nielsen Media han mostrado que los Grammy 2018 obtuvieron una calificación de 12.7 en los mercados medidos, una caída significativa respecto a los 16.0 millones del año pasado. Los índices reflejan el porcentaje de audiencia en ciertos hogares y no el número total de espectadores.

La información dada por Variety pinta una medida de audiencia aún más sombría: mientras que los Grammys de 2017 atrajeron a más de 26 millones de espectadores, la ceremonia de 2018 va a llegar a un máximo de unos 17.6 millones de espectadores, es decir, una caída de casi 10 millones de espectadores.

The Hollywood Reporter ha informado que ese descenso del 20 por ciento podría ser la mayor caída en la audiencia del premio desde 2013. El año anterior los Grammys recibieron un fuerte impulso gracias al homenaje a Whitney Houston.

Aquellos Grammys 2012 continúan poseyendo la audiencia más grande en la historia de los premios con más de 39 millones de personas sintonizándolos.

Resultado de imagen de grammy Adele Beyoncé

Los Grammys 2018, aunque repletos de estrellas, no han causado en el público tanta espectación como el acalorado enfrentamiento de la ceremonia del año pasado entre “25” de Adele y “Lemonade” de Beyoncé, con las actuaciones de ambas en el evento como plato fuerte.

Los Grammy 2017 también se beneficiaron de los tributos previamente anunciados a Prince y George Michael.