Gotye ya es una estrella universal. Su álbum “Making Mirrors” es número uno en nueve países del planeta, tras haber arrasado en su país actual, Australia, aunque el es belga, de Brujas.

Pero lo más increíble es que en los Estados Unidos ha caido de pie. Tras su maravilloso concierto en Los Angeles, está arrasando en la Costa Este.

Es más que probable que la fuerza hipnótica y la magia del video de ‘Somebody That I Used to Know' ha podido con todo. Pero hay que verlo en un escenario, como yo lo he visto. Es insuperable.

Gran artista, pero que nadie piense que este su primer álbum. Este es el tercero y uno recomendaría especialmente el primero, de hace nueve años, “Boardface”.

Gotye no es precisamente un recién llegado.