Paul McCartney - Good Evening New York City (2009) front

La primera vez que hablé  en mi vida con fue en Cardiff, en 1973, eran las siete y media de la noche, llovía y a pesar de la hora se le ocurrió decir “Good Morning”, con un Joaquín Luqui embelesado, tan nervioso que llevaba el paraguas abierto, a pesar de que estabamos bajo techado.

He recordado esa dos palabras, porque su enésimo álbum en directo, el último que ha aparecido en estos días lleva el título de “Good evening New York City”, una autentica apología sobre el legado de sus Beatles, sus Wings y su indomable espíritu competitivo, aunque sus 67 años puedan ser  una cuerda rota en su guitarra.

Signo de los tiempos. La cadena Starbucks, a través de su sello Hear Music, es la dueña de los destinos musicales del  Mozart del pasado siglo XX. Y Paul, como si fuera un principiente, lleva casi un mes promocional, acercándose a los periodistas, a la radio, a la televisión. No se cansa de las entrevistas.

[ad#adsense-250×250]Una vez me dijo muy inquietante que  concede entrevistas, porque realmente le sirve para saber lo que piensa. Fue algo que le dijo en su día el actor Peter Ustinov. Confiesa que esas reflexiones sobre sus ideas, sus pensamientos y sus obras le confortan como simple ser humano.

Hace unos meses Bob Dylan dijo que le gustaría muchísimo hacer cualquier cosa con Paul Mc Cartney. Una colaboración, una canción. El mundo de los fans esperaba que realmente la reunión de dos mundos paralelos se iba a producir el pasado verano, pero no fue.

A cambio, Paul tocó en el nuevo Shea Stadium, en Nueva York , casi cuarenta años después que los Beatles batieran records de asistencia en el viejo estadio neoyorquino.

Mc Cartney sortea la jubilación a cada instante. El pasado mes hizo su “debut” en Broadway. Y todo porque cantó en el teatro Minskoff  en el homenaje a Frank Loesser. También ha accedido para componer la banda sonora de la cuarta entrega de la película Shrek, por la sencilla razón de que su hija más pequeña, Beatrice es una produnda admiradora de la película de dibujos digitales. Hasta asegura que la última nueva canción que ha compuesto , ‘(I want to) Come home' – indudable candidata a los próximos Oscars-  le ha salido fácil de inspiración, ya que asegura que el personaje que interpreta Robert de Niro en “Everybody´s fine” le recuerda a sí mismo. El film, uno de los favoritos para los próximos premios de la Academia, tiene Robert de Niro viudo y con cuatro hijos. La propia vida de Paul cuando quedó vuido de Linda.

España una vez más no está incluida en esta gira europea que Paul inicia el próximo 2 de diciembre precisamente en Hamburgo, donde aprendió a tocar en directo. Una gira que tiene una parada importantísima la próxima semana cuando se diriga al Parlamento europeo en Bruselas para alertar una vez más del cambio climático, justo una semana antes de la reunión de Copenague del día 7. Este es el sir Paul de 67 años. Es agotador. GOOG.

Abajo, aquella noche en Nueva York.
[ad#tradedoubler-468×60]