going back1

Ante todo dos buenos amigos.

Sólo se podía esperar lo mejor del disco de Wilko Johnson (Doctor Feelgood) y Roger Daltrey (The Who) y la escucha de “Going Back Home”, un disco de puro rhythm & blues blanco hecho por dos veteranos de envidiable espíritu joven, lo confirma.

El hecho de que Wilko esté moribundo, por un cáncer de páncreas que no se ha querido tratar, parece casi anecdótico al oír el disco. Está vivito y coleando, con fuerza sobrada y el mejor ánimo. La lección que nos está dando a todos es de órdago. De momento este disco y los conciertos le están alargando la vida de un modo sorprendente. La música como mejor medicina, y que dure, por favor, que dure lo más posible.

Parece como si ambos hubieran querido poner toda la carne en el asador en este LP de despedida de Wilko, todas las tripas y el corazón posibles, echar el resto. Y lo han logrado, el disco es un triunfo.

Se abre con 4 arrolladoras canciones:  “Going´Back Home”, el viejo clásico de Wilko para Doctor Feelgood, muy bien cantada por Roger, ya no sé cual me gusta más si el original cantado por Lee Brilleaux o este, que es dinamita. “I Keep It To Myself”, ha sido el primer single, un buen, potente, número entre “The Wild One” y “Woolly Bully”.

“Ice On The Motorway”, y la versión de Bob Dylan “Can You Please Crawl Out Your Window” muestran que jóvenes grupos como The Strypes, aunque lo hacen muy bien, tienen todavía que comer muchas lentejas para alcanzar estos niveles de maestría.

Sorprendentemente sólo hay una canción lenta. Se trata de un disco tremendo, enérgico, para amantes del R&B británico y el rock and roll. Wilko ya dijo que no iba a ser un disco de canciones tristes ni nada por el estilo. Es energía pura, como si estuviera hecho por adolescentes metidos en cuerpos más viejos. Que lección Wilko, que lección nos has dado a todos… Gracias.

Además pienso que jamás Daltrey ha estado más convincente en un disco al margen de los de los Who que en este. Literalmente muerde. Canta todas las canciones, disculpen la expresión, con un par de cojones bien puestos.

Además de los dos firmantes del disco, Mike Talbot (ex Style Council, ahora en Dexys) ha tocado los teclados, Steve Weston ha tocado la batería y del bajo se ha encargado el inseparable de Wilko, Norman Watt-Roy (ex Blockheads).

Las últimas noticias sobre el estado de salud de Wilko Johnson son esperanzadoras. Se ha sometido a una larga operación de 9 horas la semana pasada y los médicos se han mostrado “cautelosamente optimistas”.