Dicen muchos de sus allegados que Prince estaba absolutamente desquiciado, y consternado, ya que las ventas de su último álbum en Estados Unidos habían sido escabrosamente nimias.

En Europa, como sabemos, había vendido el álbum a diferentes publicaciones. En España, por ejemplo, no lo quiso ni el Rolling Stone español y es una álbum que no se ha publicado, que no se puede bajar tampoco. Sólo ha funcionado la piratería o los que viajabamos al extranjero.

Como ya le ha ocurrido en situaciones semejantes, Prince no para y decide que lo mejor es hacer una gira por los Estados Unidos. A sus 52 años también sabe que él, su New Power Generation y su rollo funky no es suficiente para despertar la ilusión de los americanos por verle.

Así que esta vez, se hace acompañar por los siguientes artistas: Maceo Parker, Janelle Monae, Mint Condition, Esperanza Spalding, Lalah Hathaway, Sheila E., Cassandra Wilson and Graham Central Station.

Hace hincapié en que Janelle Monae es su actual preferida. A mi no me gusta tanto.

Durante su aparición en la rueda de prensa, como siempre, dió la imagen de timidez, asombrosa timidez. Ojalá le vaya bien. Siempre necesitamos el talento de Prince.

Abajo, sus palabras para anunciar la gira.