Ante todo decir que el célebre batería de , Air Force, Graham Bond Organisation y Hawkwind, entre otros, es un punk. Al menos de actitud.

En una  entrevista con Rolling Stone no ha dejado títere con cabeza, o casi. Ha arremetido contra los diciendo que “no estaría a menos de 10 millas de distancia de un concierto de los Rolling Stones”. Y argumenta que es porque le parecen músicos mediocres.

No son buenos músicos, esa es la razón. El mejor músico de los Stones es Charlie Watts, de largo”.

Va a tener alguien que salir a defender a los Stones, porque hace tan sólo unos días Paul McCartney acusó al grupo de Mick Jagger y Keith Richards de pasarse buena parte de los años 60 copiando a los Beatles. 

Pero la cosa no queda ahí: Keith Moon de los Who tampoco le parecía un buen batería. Y le importa un pimiento si Bob Dylan sigue en activo o está de gira.

Todo queda finalmente resumido en un : “No soy fan de nadie”.

también ha comentado que no escucha música y que no piensa volver a tocar nunca más con Cream.