Este es un homenaje a George Martin, el más grande productor de todos los tiempos, que hoy hubiera cumplido 91 años.