George Harrison fue su gran amigo, más desde los tiempos de Travelin Wilburys , pero Tom era un devoto  de Paul Mc Cartney, además siempre se quería hacer una foto con él cuando se encontraban.