GEORGE HARRISON Y EL PLAGIO DE «MY SWEET LORD»

All Things Must Pass
  • George Harrison, All Things Must Pass
  • EMI
  • CD de audio

Tal día como hoy de 1971 «All Things Must Pass» de George Harrison inició una estancia de 7 semanas en el número uno de las listas norteamericanas. George fue el primero de los cuatro Beatles en situar un álbum en solitario en lo más alto.

En 1976, pocos años después George Harrison fue declarado culpable de haber «copiado insconscientemente» «su «My Sweet Lord» de una canción del gran Ronnie Mack, llamada «He´s so fine», que había sido un éxito en las voces femeninas de las Chiffons.

rs-243848-George-Harrison-vs.-The-Chiffons

George Harrison, al parecer tuvo que pagar cinco millones de dólares para poder ser el dueño de la canción de Mack. Incluso como venganza, las Chiffons grabaron una versión mediocre de «My Sweet Lord». Esta es la mezquina y grandiosa historia de «My Sweet Lord».

En septiembre del año 1969, los Beatles ya no existían, tras la publicación de Abbey Road. George Harrison dio permiso para grabar el segundo disco de Billy con Apple Records. Se llamaría Encouraging words. Como Billy era un experto en música gospel, George le dijo que armonizara una nueva canción que había compuesto y que aún no tenía título, un tipo de gospel moderno, basado en el gran éxito Oh Happy Day de los Edwin Hawkins Singers.

En aquellos días , el tema de la figura de Jesucristo estaba de moda. Era un éxito en el west-end, con el musical Jesucristo Superstar. Los Pacific Gas and Electric habían tenido un gran éxito con el sumamente cristiano Are you ready?. George Harrison quería una gran canción gospel. Le dio a Billy una pequeña melodía , que se parecía desquiciadamente a un viejo éxito de un grupo de chicas llamado las Chiffons , He’s so fine. George, en aquella época, coleccionaba discos de éxito de los años cincuenta y comienzos de los años sesenta. George, finalmente, le dio a Billy la canción. Su título: My sweet Lord.

images (84)

Harrison ni siquiera acudió a las sesiones del segundo disco de Billy. Aquella pequeña melodía de Harrison la había transformado en algo mágico, en un tema soberbiamente armónico. Preston incluso logró grabar con los mismísimos Edwin Hawkin Singers. Billy consiguió un asombroso tema gospel.

Tanto se dio cuenta de ello  George , que separados los Beatles, empezó a grabar en Abbey Road su primer álbum, bajo la producción de Phil Spector. George llamó a Billy urgentemente para grabar de nuevo el nuevo tema, a su estilo, más pop. Y, de paso, suspender la posibilidad de que apareciera como single. Pero las armonías, el espíritu de la canción, eran de Billy.

220px-Billy_Preston_-My_Sweet_Lord-_French_picture_sleeve

Cinco meses después de grabarla Billy, George terminó su versión. Spector dijo en aquellos momentos que Billy Preston había creado un numero uno sin saberlo ni pretenderlo. El resto es historia, pero la copia de su pequeña melodía le pasó factura cara al beatle. George Harrison fue condenado por plagio de la melodía de las Chiffons.

En lo único que no se parecía My Sweeet Lord era en las armonías y el arreglo, justo lo que había desarrollado Billy. Con el increíble éxito de My sweet Lord, George pronto se olvidó de su protegido. Mick Jagger anduvo listo, por consejo de Richards y Billy Preston, el prodigioso Billy, se convirtió en 1970, indiscutiblemente en el sexto Rolling Stone.

my-sweet-lord0

Un par de años antes de morir, George  se había atrevido con una nueva versión de “My sweet lord”, algo que tenía en su cabeza desde que perdió el litigio por plagio. con los autores de la vieja canción de las Chiffons, “He´s so fine” , demasiado parecida a “My sweet lord”, que había compuesto George.

george-harrison-all-things-must-pass-colour

Sólo tuve diez minutos de entrevista. George no tenía buen humor aquel día. Ni siquiera quiso sentirse muy positivo. Y no me gustó una cosa que me dijo.

– Paul me trató siempre como un niño pequeño. Y John, simplemente, se olvidaba de mí. Nunca me sentí importante en los Beatles.

Tampoco habló bien de los que le sacaron más de cinco millones de dólares del plagio y amargamente, me reconocía:

De querer haber imitado alguna canción con “My sweet lord” sólo me hubiera salido “Oh Happy Day”. Nunca la de las Chiffons, pero era un “beatle” y fueron a por mí. Ahora, al volver hacer la canción me he convencido de mi inocencia.

George estuvo más solícito con su espiritualidad. Quizá con su forma de vivir.

-No me importa nada la fama. Ni nunca he querido la popularidad. El concepto para mi importante en la vida es la búsqueda de la propia paz interior. Así que eso es lo que busco apasionadamente.

https://youtu.be/mabaEff0s-E

https://youtu.be/ic2An4LdMgM

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
13 Comentarios
  1. nature child dice

    una vez un colega me dijo que le gustaba la version de dover de so lonely creo de the police, yo dije, claro eso es como si sting versionara a dover, a mi me gustaria mas, otro que no conocia me pidio the man who sold the world para ver si kurt cobain, su idolo, era mejor en dicha cancion, y dijo que si, no entiendo ná

  2. nature child dice

    bueno si que entiendo, ya que me dan a elegir para escuchar musica elijo a los mas grandes, y entre ellos por supuesto que esta George Harrison, no sé de quien plagiaria while my guitar, something, all things must pass, living in the material world, su homonimo , cloud nine, y brainwashed, cherdown de quien la habrá copiado? menudos carroñeros ventajistas y sacabilletes

    1. José Luis Zúñiga dice

      Tal vez hubiese sido mejor que alguien plagiase Here, There and Everywhere o Isn´t it a pity

  3. nature child dice

    Phil Spector definió My Sweet Lord como la cancion perfecta

  4. Ricard dice

    Según la norma de los ocho compases seguidos que convierten a la obra en plagio, es evidente, en este caso, que el pacífico Harrison de forma increible e incomprensible, por no advertirle nadie de su entorno esta posibilidad, cometió este grave error. No obstante » My Sweet Lord » es un tema maravilloso, la mejor versión de todas las versiones.

  5. Anónimo dice

    3.5

  6. Anónimo dice

    1

  7. Anónimo dice

    5

  8. Anónimo dice

    0.5

  9. eugenio rodriguez moreno dice

    Para mi, My Sweet Lord es una de las mejores canciones de todos los tiempos y las dos mejores canciones de los Beatles, Something y Here comes the Sun, también son de Harrison, Cuando se separara Ron los Beatles demostró durante toda su vida que era un genio de la musica

  10. Carlos dice

    Como haya sido, My Sweet lord es una de las mejores canciones de todos los tiempos. Esta en mi playlist de todas formas y Harrison estará en la historia con los grandes.

  11. Gonzalo dice

    Si Bien hay compases que son muy idénticos, otra parte de la canción es distinta. y obvio la letra le da otro significado completamente distinto a la otra canción. por eso no las veo como la misma. solo con un parecido.

  12. Jose Antonio dice

    Ricard, gracias por tu aportación. Desconocía la regla de los ocho compases seguidos. Sea como haya sido, George Harrison fue un genio y además, famoso. Tenían que ir tras un Beatle para obtener dinero. Si yo fuese compositor, me alegraría saber que mis tonos influenciaron a alguien a crear algo que perpetuara mi obra. Saludos desde la Ciudad de México.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.