George Ezra, otro apasionado de la selección inglesa de fútbol, mostró ayer su tristeza por su eliminación pero elogió la actuación del equipo y dijo que estaba “orgulloso de llevar la bandera de San Jorge de nuevo”.