Esta es la delirante actuación de Kendrick Lamar que nadie entendió al “genio” de la música negra.