Paul Gaultier ha tenido la idea comercial de darle la vuelta a los modelos que lucía para vender su última colección. El mundo de la moda es  absurdo, porque Amy Winehouse sólo copiaba peinados y vestidos de las Ronettes de Phil Spctor de comienzos de los años sesenta. Pero todo va así en este mundo