Plásticos y Decibelios

GARY MOORE, EL BLUES TRISTE DE LA COSTA DEL SOL

Anuncio
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Gary Moore: recomendaciones

Bestseller No. 1

GARY MOORE, EL BLUES TRISTE DE LA COSTA DEL SOLLas cuatro o cinco veces que hablé con Gary Moore, siempre me pareció un irlandés asequible, condescendiente e incluso generoso, cuando no había alcohol de por medio.

La última entrevista se la hice hace cuatro años atras, sólamente, a propósito de un gran concurso que hicimos en M-8o, con e las guitarras Gibson  de protagonistas y su emblemática Les Paul.

Me habló bien de todos los guitarristas de blues, incluso Clapton. No me habló muy bien de los puros “heavys”, por ejemplo, de mi admirado Ritchie Blackmore.

Sólo me insistía en que era sólo un guitarrista de blues. Ni más ni menos. Tampoco me olvidaré nunca de un paseo con Gary, a Sam Ash, la maravillosa tienda de música cerca de Times Square, en Nueva York y su gran humanidad con los empleados que se declararon fans.

Junto a la cama de su suite en el Hotel Kempinski de Estepona, donde murió el domingo, con sólo 58 años, tenía su querida guitarra al lado.

Anuncio

GARY MOORE, EL BLUES TRISTE DE LA COSTA DEL SOL

¿De qué murió Gary?. Los tabloides británicos señalan como posible víctima de la combinación de una botella de champán, tres o cuatro brandies, después de una hamburguesa y …

Los “tabloides”, en busca del escandalo señalas un exceso de viagra, con la monumental chica que le acompaba, que ni aparentaba tener treinta años.

Es posible que Gary Moore se sintiera eterno, invencible y eterno. Pero no hay héroes delante de la muerte. Su amigo y fundador de Thin Lizzy, Phil Lynnot murió tras un coma, producto de un exceso de heroina.

Nunca me olvidaré de aquel maravilloso sólo de guitarra en ‘Mad dog woman’, en el álbum de debut de su grupo Skid Row, formidable. Ni tampoco del de ‘Sarah’, en el album Black Rose, una vez que Phil Lynnot, el líder de Thin Lizzy lo quiso en su banda. Y, desde luego, sus dos grandes éxitos: ‘Parisianne Walkaways’ y ‘Out in the fields’, en 1985.

Gary Moore siembre estaba o casi siempre de gira. En Estepona sólo vivió la primera noche de unas vacaciones de una semana. Un recuerdo para siempre.

Anuncio

close

NO TE PIERDAS UN INSTANTE

Recibe una vez al día la newsletter con todas las novedades de la web

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

GARY MOORE, EL BLUES TRISTE DE LA COSTA DEL SOL
Anuncio

¿Quieres acceder a todo el contenido? ¿Quieres menos publicidad? HAZTE SUSCRIPTOR

5 comentarios

  1. Yo siempre me acordaré de una versión en directo que escuché del: “Still Got the Blues”. Con un solo de guitarra monumental que hubiera firmado el mejor Clapton.
    Descanse en paz este hermano blanco del blues.

  2. era rapisísimo tocando la guitarra , brutal. Demasiado joven para irse. Nosotros , gracias a la música lo recordaremos siempre!!!

  3. con lo de Antonio Vega todavía caliente, otro mazazo más.
    prefiero la época rockera que la del blues pero sólo con escuchar su guitarra,me quedaba flipando.Así hice hace año y medio en el Pabellón de Deportes de Madrid.
    Para mí su obra maestra fue The Loner, del Wild Frontier, y como album,Dark Days in Paradise, disco olvidado ni de blues ni de rock pero genial , y con la genial Business as Usual.
    gracias Gary, de todo corazón

  4. Gary Moore vino muchas veces a Estepona, No solo vivió la primera noche de unas vacaciones. Tengo amigos y conocidos que lo pudieron ver e incluso hablar con el en varios de sus viajes. Seamos rigurosos con la información, por favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.