GARY GO,  EL FUTURO ES DE WEMBLEY

Casi de casualidad, escuché en Radio 1 a Gary Go. Lo anunciaban como sorprendidos. Era su primer single y se llamaba Wonderful. Me quedé un tanto alterado, porque la canción era formidable, pero más me gustaba la voz y los giros que daba con ella. Podían parecer a Bowie, , incluso a , pero tenían su propia vida, su propia personalidad.
Ayer, Gary Go estuvo en Madrid, actuando antes que The Script. Estuve un buen rato hablando con él, antes y después que realizara un inteligente set de canciones que no conoce nadie todavía, porque hasta el mes de mayo no aparecerá su primer album.
Gary Go se llama en realidad Gary Baker, pero un familiar dijo que ponerse lo de Go podía sonar más directo. Con tan sólo 24 años ha tenido la suerte de tener un amigo como el productor Andreas Larsen y conocer que en Hoboken, la ciudad de , en New Jersey, casi enfrente de Manhattan, hay un estudio de grabación con el viejo material del famoso Record Plant de Nueva York, con una sala maravillosa para grabar. Allí es donde grabo el primer album Gary Go.
Estamos hartos de oir a cantantes en solitario que prefieren los subterfugios de la electrónica y eludir los problemas de llevar un grupo. Gary ha hecho todo lo contrario. Le gusta grabar en directo, con una banda, como si en realidad sonara a un grupo.
Eso es lo que parece su bellísimo primer album, que contiene un hit instantáneo como "Wonderful", que suena ni más menos que a una canción de en su mejor época y una balada llamada "Brooklyn", que es un disparte de talento.
Gary me dice que "Open Arms" será otro single. Discutimos de como se ha perdido las grandes canciones como impacto. Y Gary me da la razón y casi le da un impulso de buscar un tema como "All you need is love", que dice que lo tiene sin grabar.
Gary es de Wembley, muy cerca del estadio, pero no le gusta absolutamente nada el fútbol. Prefiere a Bowie, aunque lo que más me llamó la atención es que es fan de un album de Todd Rundgren como "A wizard a true star" o el "Aftermnath" de los Stones. Eso me llamó mucho la atención. Así que el futuro viene de Wembley.
Abajo, el clip de su "Wonderful"