Las mayores estrellas de K-pop coreano han encabezado la procesión para el funeral del cantante , que se quitó la vida  a los 27 años.

Sus compañeros de banda y otros del grupo pop Super Junior llevaron su ataúd, vestidos de negro.Su muerte ha provocado oleadas de dolor entre los fanáticos, y miles de ellos han visitado el hospital donde se encontraba su cuerpo.

Una nota que se cree que fue enviada por él a un amigo , en la que  se hablaba  de su lucha contra la depresión y la fama. En ella decía qu  estaba “roto desde adentro” y que ” la fama nunca fue para mí”.

La procesión del jueves dejó el Asan Medican Center en Seúl con uno de los compañeros de banda de Jonghyun y su hermana al frente.Los portadores del féretro llevaron el ataúd al carro fúnebre que luego fue llevado al funeral privado. Solo miembros de la familia y amigos asistieron.

Pero cientos se reunieron en el hospital para una gran  despedida final.